Cloud hosting

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Una de las estrellas emergentes en el mundo del hosting es el llamado cloud hosting. La idea es sencilla, en vez de ofrecer el alojamiento de una web en un solo servidor (ya se compartido,virtual o dedicado), el alojamiento “en nube” se basa en multiples servidores conectados entre si (una definición más técnica la podemos obtener vía nuestra amiga la wikipedia “Cloud computing is a model for enabling convenient, on-demand network access to a shared pool of configurable computing resources (e.g., networks, servers, storage, applications, and services) that can be rapidly provisioned and released with minimal management effort or service provider interaction). De esta forma se consiguen las siguientes ventajas:

– Flexibilidad. De una forma casi instantánea el cloud hosting permite obtener los recursos necesarios para el funcionamiento de nuestra web. Ello permite afrontar fácilmente picos de actividad en nuestro site y adaptarse muy rápidamente a oscilaciones de los recursos necesitados. Si trabajamos con un servidor tradicional, es difícil saber a priori exactamente que recursos necesitaremos, por lo la que o bien estos serán insuficientes (con los problemas consecuentes en el funcionamiento de nuestra web) o bien estarán sobredimensionados (incurriendo por tanto en un sobrecoste económico inútil).

– Coste. La flexibilidad anterior y el concepto de “paga solo por lo que utilices” permite gestionar de una manera eficiente los costes y ahorra en infraestructuras sobredimensionadas.

– Capacidad. Al trabajar con múltiples servidores podemos disponer de una capacidad que difícilmente puede ser igualada por una sola máquina. Ello permite afrontar sin problemas las necesidades de proyectos muy intensivos en recursos.

– Fiabilidad. Al no depender de un solo servidor, aumenta notablemente la estabilidad ofrecida por el “cloud hosting”. Todos sabemos el drama que puede llegar a suponer que el servidor este caído y se tarde un tiempo precioso en repararlo, eso no sucede en el alojamiento en la nube porque se dispone de múltiples servidores y si uno no funciona otros asumen su carga de trabajo.

– Back-up. Este tipo de hosting facilita notablemente las tareas de respaldo de nuestros datos ya que permanentemente se crean de forma automática “espejos” de nuestro site en los distintos servidores.

– Mantenimiento. Las tareas administrativas de mantenimiento de un servidor dedicado desaparecen en el cloud computing, ya que nos podemos despreocupar de esas tareas, que son realizadas por el proveedor del alojamiento.

En el siguiente video se explica de forma detallada los principales aspectos del cloud computing:

 

 

Cada proveedor, evidentemente, ofrece distintos planes y configuraciones de cloud, pero suelen tener un aspecto como el siguiente:

image

 

La idea es que podamos personalizar exactamente nuestras necesidades, necesidades que podremos cambiar posteriormente de forma inmediata en nuestro panel de control.

Vía thepicky.com podemos ver una interesante recoplilación de algunos de los mejores proveedores de cloud hosting:

 

Y para finalizar os dejo en este enlace una entervista a Trey Gardner, CEO del proveedor especializado Sitecloud, de la que podemos extraer los siguientes puntos relevantes:

– “What cloud hosting does allow for is it allows web site users the ability to grow their sites where they either have large spikes of usage and/or traffic which could not be handled by a shared service provider, essentially for larger sites which need more power.”

– “Traditional hosting providers often have in their terms of service that you’re NOT allowed to use 10% of the CPU for more than 60 to 90 seconds, and if you do you’re suspended”

– “users will never get suspended for extensive CPU usage, however a $0.10/compute cycle will be charged.”

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *