Entorno externo y vigilancia de mercado (1/2)

Este artículo forma parte del capítulo. "Entorno externo y vigilancia de mercado", que he escrito en un libro sobre la innovación (junto con otros autores, de la Asociación 22@ de Barcelona).

Original en catalán (disculpad los errores de traducción)

 

 

Innovación en "tiempo Internet"

La irrupción de Internet ha supuesto un cambio estructural del modelo económico preexistente a la revolución online. Aparecen así nuevos conceptos como el llamado "tiempo Internet". En efecto, la aceleración de los cambios de mercado de esta nueva época, especialmente para las empresas directamente vinculadas a la red, ha provocado una compresión metafórica del tiempo. En otras palabras lo que antes pasaba en diez años ahora pasa en uno.

La innovación en este entorno se ve presionada al máximo. Ya no es necesario innovar para mejorar y competir. El efecto es mucho más brutal, hay que innovar para poder subsistir.

En este artículo analizaremos de forma no exhaustiva algunos fenómenos que afectan al proceso de innovación y sugeriremos algunos consejos que nos pueden ayudar a controlar de forma más eficiente el entorno externo y la evolución del mercado.

La era del consumidor informado

Internet está cambiando las pautas del consumidor previas a la adquisición de un bien o servicio (siempre que sea una compra monetariamente relevante), básicamente en dos aspectos:

- Facilitando la comparación de las ofertas existentes en el mercado. Esto tiene como consecuencia un acercamiento a lo que en términos económicos se llama un "mercado perfecto", en el sentido de que la red facilita a la demanda el acceso a toda la información relevante para tomar una decisión económica eficiente.
Un ejemplo claro son los comparadores de precios (eg kelkoo.es) que nos informan del precio de un producto en múltiples proveedores online.

- Muy relacionado con el punto anterior, proporcionando información no sesgada. A diferencia de tiempos pasados, ahora podemos recurrir a blogs o foros para recabar información más imparcial que la proporcionada por los fabricantes o proveedores del bien o servicio.
Sin Internet, nos sería muy difícil acceder a las opiniones de otros consumidores o de expertos que no tengan intereses comerciales que puedan condicionar su opinión. Precisamente este es uno de los caracteres más importantes de Internet 2.0 y las redes sociales, la de permitir a los usuarios expresar sus opiniones y puntos de vista.

Creo que en el futuro se incrementará más esta tendencia, con nuevas herramientas agregadores de la oferta y con el uso de elementos multimedia que permitan a los internautas / consumidores más posibilidades de expresión. Sería de desear que esta evolución permitiera obviar algunos de los inconvenientes de la situación actual, donde el anonimato que proporciona Internet permite a veces manipular las opiniones expresadas en foros y centros de discusión y / o desacreditar a ciertas empresas sin causa justificada o con intereses torticeros.

La innovación puede ser una herramienta fundamental para aprovechar estas dos tendencias anteriores, y lo puede hacer de una triple forma:

- Si optamos por una estrategia de diferenciación, la innovación puede ayudar a hacer no comparables nuestros productos con los de la competencia y de esta forma el precio deja de ser la única variable a considerar por los potenciales clientes. Dicho de otra manera, enfocamos en este caso la innovación a aumentar el valor añadido de nuestra oferta, de esta forma el potencial cliente la percibirá en un grupo diferente al de productos con menor precio, pero de calidad menor.

- Si optamos por una estrategia de precios competitivos, la innovación (enfocada en este caso a mejorar la eficiencia de nuestro proceso productivo) nos permitirá una ventaja competitiva fundamental en el mercado cada vez más perfecto que mencionábamos anteriormente. Si conseguimos reducir los costes y por lo tanto podemos tener precios más bajos, tendremos una ventaja competitiva frente a productos homologables, pero de precio menor.

- En cualquier caso la innovación debería contribuir a reforzar nuestro prestigio de marca en el mercado, permitiendo posicionarnos de una forma positiva en Internet y en especial a las redes sociales donde se encuentren nuestros potenciales clientes.

Desintermediación. Intermediación digital

 
Estamos asistiendo a un progresivo proceso de desintermediación de la economía. Se entiende como desintermediación aquel fenómeno socioeconómico que permite la realización de transacciones comerciales directas entras los productores de un servicio o producto y los consumidores finales de los mismos. Este hecho implica la desaparición de intermediarios que previamente habían facilitado este intercambio económico. Internet está contribuyendo a este fenómeno ya que facilita la posibilidad de establecer contactos directos entre oferta y demanda (eg contratar un alojamiento hotelero directamente en la web de un hotel, comprar naranjas directamente al campesino que las cultiva …)

Paralelamente a este fenómeno de desintermediación, se está produciendo un nuevo tipo de intermediación digital Es decir, están surgiendo nuevos intermediarios digitales (eg contratar el mismo alojamiento en un hotel a través de una web de viajes). Este fenómeno afectará a corto plazo (en realidad ya está afectando) a aquellos basados principalmente en la función de ser recopiladores de información y facilitar la reunión entre oferta y demanda: redes de sucursales de empresas inmobiliarias, agencias de viajes, brokers de seguros .. .

Internet es claramente superior en muchos casos a su alternativa "física" a la hora de ofrecer este tipo de intermediación: Menores costes, un volumen de información al cliente muy superior, mayor comodidad … De esta manera explica que mientras muchos intermediarios tradicionales están cerrando puertas, sus equivalentes digitales son cada día más poderosos.

¿Cómo afecta este hecho al mercado y al entorno? Vemos algunas implicaciones:

 
- En primer lugar, está claro que en muchos sectores las reglas de juego están cambiando. Aparecen nuevos modelos de negocio totalmente inexistentes hace unos años. Estos cambios no son coyunturales sino que están reestructurando de arriba a abajo muchos sectores económicos (sólo hay que pensar lo que está pasando por ejemplo en el sector discográfico).

- Del mismo modo, han surgido nuevos competidores que hace unos años ni siquiera existían ( por ejemplo un gran competidor de las agencias de viaje son las web que ofrecen un servicio muy similar a Internet). Por este motivo no basta con vigilar nuestra competencia tradicional, sino que debemos tener muy en cuenta los nuevos tipos de competencia.

- La innovación debe tener muy en cuenta las nuevas vías de distribución que están apareciendo. No nos podemos centrar sólo en mejorar nuestro sistema productivo, sino que debemos vigilar e innovar en nuevas formas de llegar a nuestros potenciales clientes

Continua en http://www.albertmora.com/entorno-externo-y-vigilancia-de-mercado-22/

Tags: ,

One comment

Leave a comment