opensource


25
May 10

Licencias, Open source, Saas y loopholes

Ciertamente existen muchos tipos de licencias open source (creo que actualmente hay más de 60 aprobadas por la Open Source Initiative). Cada una de ellas confiere a los usuarios una configuración distinta de derechos y obligaciones.

image

Algunas de las más populares son:

GNU General Public License (GPL), esta es una de las más populares (la utiliza por ejemplo wordpress) y tal como veremos después es una de las más polémicas.

GNU Lesser General Public License (LGPL), variante menos restrictiva de la anterior

–  Mozilla Public License (MPL), licencia respaldada por la Fundación Mozilla

Apache License Respaldad por la Fundación Apache Software es una de la que otorga a los usuarios más derechos

BSD license, apoyada por la Berkeley Software Distribution, es una de las licencias más liberales y se acerca mucho al concepto de dominio público.

No voy a entrar a valorar y comparar los distintos tipos de licencias, pero si que quiero remarcar una de las principales diferencias entre el grupo de las licencias más restrictivas como por ejemplo la GPL y el grupo formado por las llamadas licencias liberales, como por ejemplo la BSD. Pues bien, esta diferencia es la obligación de distribuir cualquier software open source y sus trabajos derivados bajo el mismo tipo de licencia (este es el modelo de la GPL), frente a la ausencia de dicha obligación (como pasa en la BSD). Es evidente que esto tiene un enorme impacto para los creadores de software, puesto que si utilizan en su creación partes provenientes de software gpl de terceros, se verán a distribuir todo su trabajo en forma también como codigo abierto con licencia GPL. Es lo que algunos han venido a llamar el “virus GPL”.

La creciente popularización del Saas (software as a service) y el cloud computing

image

 

han tenido un gran impacto en el tema de las licencias más restrictivas, ya que ha propiciado un enorme agujero “de facto” en su aplicación (loophole). La clave está que estas licencias prohíben la distribución del software si no se hace bajo el mismo tipo de licencia, pero no dicen nada cuando ese software es ofrecido como saas, en el que el usuario final no tiene acceso al código.

Ante esta situación aparecieron las llamadas licencias Affero GPL, que son una variante de la GPL pero con una cláusula específica para remediar esta situación, la más reciente de ellas es la  GNU Affero General Public License, versión 3, aprobada por la OSI en 2008. Aunque su difusión es menor que la GPL genérica y es fuente de numerosas discusiones sobre su idoneidad.

Si queréis seguir profundizando en el tema los siguientes enlaces os serán de utilidad:

image

 

En esta dirección hay un completísimo faq, sobre las licencias GNU

 

image

 

y en esta otra dirección podéis ver todas las licencias aprobadas por la OSI

 

Finalmente si aun tenéis más dudas también os recomiendo estos recursos:

Licencias de software libre

Copyright and Open Source Software Licensing,

Estudio sobre la licencia GPL v3 y otras licencias open source,

Eligiendo licencia para el código